FaceApp, la app viral

No hay nada más rentable para una aplicación que volverse un fenómeno viral. Sabemos que el mundo online es efímero. Pero estar en la cresta de la ola, por poco tiempo que sea, supone conseguir la fama y rentabilidad con la que sueñan muchos. En este caso, FaceApp se ha convertido en la App del Verano 2019.

Las Redes Sociales, e Internet en general, están plagados de imágenes trucadas que te hacen parecer una persona de 80 años. Un movimiento viral, acompañado del hastag #FaceAppChallenge que ha llevado a todos, incluidos personajes públicos, a tener su propia imagen y, por supuesto, compartirla.

Pero esta no es la primera vez que esta App se convierte en el fenómeno del momento. Hace algún tiempo saltó a la fama por utilizar un algoritmo que conseguía transformar la etnia de la persona que aparecía en la foto. Este caso fue más polémico, puesto que fue tachada de racista.

¿Qué información obtiene?

La aplicación ha conseguido ser el Nº1 en la categoría de fotografía tanto en AppleStore como en GooglePlay. Un movimiento viral que cuenta ya con millones de usuarios, y con sus datos.

Echando un vistazo rápido a la app, para acceder a la misma es necesario “permitirla” acceder a la cámara, micrófono y galería. Algo muy normal para el uso de la aplicación, pero, ¿qué información adicional recoge de nosotros? En el documento de Privacidad que se puede encontrar en la página oficial de FaceApp, encontramos un listado de información que recoge la App, y que podemos resumir en:

  • Información directa: Información facilitada en el Registro, Fotografías que se almacenan en la app y comunicaciones directas con la misma.
  • Información analítica: La App utiliza herramientas de terceros con conexión directa al dispositivo, páginas web que visita, complementos y otra información complementaria para el funcionamiento de la app.
  • Cookies y tecnologías similares: Píxeles, balizas web y uso de la app.
  • Registro automático: IP, tipo de navegador, páginas de referencia, número de clics, cómo interactúa…
  • Identificador de registro: Acceso, recopilación, monitorización, almacenamiento de “forma remota” de uno o más “identificadores de dispositivo”.

Dónde se almacena

Como vemos, es mucha más información que el acceso a la cámara, micrófono y galería. Es importante conocer que información recopilan las aplicaciones de nuestros dispositivos, cómo la almacenan y sobre todo, con quién la comparten. En cuanto a esto,  FaceApp enumera las partes con las que comparte nuestra información, con nuestro expreso consentimiento.

  • Empresas que legalmente forman parte del mismo grupo de FaceApp, las cuales no se especifican y afiliados.
  • Proveedores de servicios (Terceros).
  • Pueden compartir ciertos datos (como cookies) con socios publicitarios de terceros.
  • Por último, datos anónimos con otras partes, ya sea con de manera individualizada o agregada.

A modo de resumen, podemos establecer un gráfico sencillo para entender quién tiene acceso a nuestra información:

 

Información vulnerable

Toda esta información viene reflejada en Términos y Condiciones de Uso, el cual solemos aceptar sin leer su contenido. Por ello, el primer consejo para estar más seguros en Internet es, al menos, tener conocimiento de dicho contrato. Si bien la app nos obliga a aceptar dichos términos para su uso, debemos conocerlos y valorar si aceptarlos o no. Seguridad VS Usabilidad, pero eso es un tema que abordaremos en próximos post.

Además, debemos tener en cuenta un tipo de información que recoge la aplicación y que es extremadamente relevante, los datos biométricos. Este contenido está adquiriendo cada vez más importancia gracias a los avances tecnológicos. La denominada “Inteligencia Artificial” avanza a pasos agigantados y ya son muchos los dispositivos que funcionan a través de datos biométricos como los teléfonos móviles que se desbloquean con el rostro o la huella dactilar. En este caso, es importante saber el uso y el almacenamiento de este tipo de contenido. Es importante saber este uso, ya que en manos equivocadas puede llegar a ser un vector de ataque.

Por tanto, debemos tener claro que el primer paso para estar seguros en la red es concienciarnos y conocer qué estamos descargando en nuestro dispositivo. En SmartHC trabajamos por securizar a las empresas que depositan la confianza en nosotros, pero también concienciar a los usuarios del uso correcto del mundo online. Por eso, es importante destacar que este tipo de movimientos virales suponen gran cantidad de contenido, más allá de los permisos que facilitamos a la aplicación y debemos saber la gestión que hace la compañía del mismo.

 

Lorena Mellado Valle

Responsable Dpto. Comunicación de SmartHC

Comments are closed.