Las grandes plataformas de redes sociales son las primeras en ser acusadas de incumplir el GDPR

El grupo de privacidad noyb.eu ha presentado las primeras denuncias por el incumplimiento del GDPR contra Facebook, Google, Instagram y WhatsApp. Las empresas están acusadas de obligar a los usuarios a dar su consentimiento al uso de datos para la publicidad dirigida y así usar los servicios. Las denuncias se han registrado en Austria, Bélgica, Francia y Alemania.

En palabras del propio director de noyb.eu, el activista, Max Schrems ha dicho que a la gente no se le daba una “opción libre”. Si se mantienen las quejas, los sitios web pueden verse obligados a cambiar la forma en que operan, y podrían ser multados. ¿Cuál es el problema? El Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) es una nueva ley de la UE que modifica la forma en que se pueden recopilar y utilizar los datos personales. Incluso las empresas con sede fuera de la UE deben seguir las nuevas reglas si ofrecen sus servicios en la UE. En sus cuatro quejas, noyb.eu argumenta que las empresas mencionadas incumplen con GDPR porque han adoptado un enfoque de todo o nada: “tómalo o déjalo”.

El grupo de activistas dice que los clientes deben aceptar que sus datos sean recopilados, compartidos y utilizados para publicidad dirigida, o eliminen sus cuentas.

Esto, sugiere que estas organizaciones no cumplen con las nuevas reglas ya que obligar a las personas a aceptar una amplia recopilación de datos a cambio de usar un servicio está prohibido por GDPR.

“El GDPR permite explícitamente cualquier procesamiento de datos estrictamente necesario para el servicio, pero el uso de los datos adicionalmente para publicidad o para venderlos requiere el consentimiento de aceptación libre de los usuarios”, dijo noyb.eu en un comunicado. “GDPR es muy pragmático en este punto: lo que sea realmente necesario para una aplicación es legal sin consentimiento, el resto necesita una opción ‘sí’ o ‘no’ gratuita”, continúa el comunicado.

El defensor de la privacidad Max Schrems dijo: “Muchos usuarios aún no saben que esta manera molesta de presionar a las personas para que den su consentimiento está prohibida por la GDPR en la mayoría de los casos”.

Ya han llegado las primeras demandas por parte de los defensores de la privacidad, ahora queda ver como se interpretará la ley, mientras tanto, algunas empresas con sede fuera de la UE han bloqueado temporalemente sus servicios en el viejo continente para evitar caer en la nueva legislación. Sin embargo, otros como Twitter han introducido controles detallados que permiten a las personas optar por no recibir publicidad dirigida.

 

Comments are closed.