PHISHING ¿EN QUÉ CONSISTE?

El ‘phishing’ sigue siendo uno de los principales problemas a los que se enfrenta cualquier compañía con una mínima actividad en la Red. Estos ataques superaron los 1,2 millones el año pasado, lo que supone un aumento interanual del 65%,  y se han vuelto cada vez más sofisticados y exitosos a la hora de engañar a los empleados. Más allá de contar con la protección adecuada, resulta imprescindible que las compañías sigan ciertos consejos para evitar ser víctimas de este tipo de ciberamenaza, la cual podría repercutir de forma negativa en la empresa provocando no solo consecuencias económicas sino también afectando a su reputación social. Verificar la fuente de la que proviene cada correo electrónico y no acceder a la web de un banco desde un enlace incluido en un email son algunas de las actuaciones básicas para no caer en la trampa de los ciberdelincuentes.

 

 

Comments are closed.